teletrabajo
Inversión

Y es así como un legendario inversor, a sus 89 años, cree que “cuando el mundo cambia, tenemos que adaptarnos”, en referencia al teletrabajo y a la vuelta a las oficinas tras la pandemia del coronavirus.

Como muchos expertos empiezan a vaticinar, el teletrabajo al que se ha recurrido masivamente por obligación, debido al confinamiento en nuestras casas por el coronavirus, empieza a implantarse por vocación. Algo que ya está ocurriendo entre las grandes multinacionales que, además de sus productos y servicios, exportan su cultura corporativa por todo el planeta, lo que se está traduciendo en un cambio también de sus filiales en los diferentes países donde están, incluida España.

Ya hay un camino andado

Las empresas tecnológicas y las grandes multinacionales ya tienen un gran camino andado en este sentido, ya que desde hace tiempo están liderando este nuevo modelo de gestión del trabajo.

Esto hay que empezar a afrontarlo e ir preparándose, pues va a llevar a un cambio drástico en las estructuras de costes de las empresas, corriendo riesgos de tener que asumir inversiones y gastos nuevos que, si no van acompañados de búsquedas de eficiencias, sinergias y ahorros para muchas empresas, y en especial medianas y pequeñas, pueden acabar con serios problemas financieros y no sobrevivir en el proceso.

Un arma necesaria e imprescindible es poder tener toda la información a tiempo para poder plantear planes de acción a tiempo y prevenir, planificar y poner en marcha el cambio.

También Puede Interesarte

Abrir chat